Waffles y pochoclo

Image

No podemos vivir solo de fútbol, mucho menos solo de fútbol belga. El deporte rey, llevado a tantos ámbitos dispares, probó ser elusivo con el cine. Películas deportivas abundan, pero pocas dividen tanto al publico como las futbolísticas. La división entre los amantes del buen cine y sus pares del buen fútbol puede ser la primer causa. La segunda, mas notoria, es el dinamismo del deporte en si. Las películas americanas de deportes “nacionales” cuentan con la ventaja de retratar deportes que se juegan por turnos (Fútbol americano, Beisbol inclusive el basquet). Nuestro fútbol no entiende de pausas, no deja lugar para discursos inspirados en el transcurso del juego. Por esto quizás no contamos aún con una película de la talla y popularidad de “Any given sunday”.

Sin embargo, hay joyas que vale la pena rescatar. Lo importante es entender que no hay un filtro único que abarque la pasión integra y multifacética de nuestro deporte preferido. Lejos de armar un ranking que las ordene, la de abajo es una lista de referencia que, espero, sirva para contrastar, coincidir y descubrir.

The Damned United (2009)
Director: Tom Hooper
Cast: Michael SheenTimothy SpallColm Meaney

¿Brian quién? Brian Clough. La pregunta aún es válida en Sudamérica  Y si le estas presentando la película a alguien, seguramente la escuches. En el cine, sobretodo de ficción y aventuras, existe algo llamado “Suspension of Disbelief”, que, básicamente, es la aceptación del espectador de que los hechos presentados deben tomarse con cierta ligereza para permitir que la trama avance. Si no supieran la historia de Clough de antemano, The damned united pertenecería al genero fantasioso.Image

Brian Clough es una imposibilidad futbolística. Imaginen a Caruso Lombardi en el extremo de sus capacidades para provocar y vender humo. Ahora súmenle el carisma de Guardiola. Y los éxitos, bueno, los éxitos de Brian Clough. Porque, un buen técnico puede ganar la liga inglesa, o la Copa de Europa. Brian Clough hizo eso con el Derby County y Nottingham Forest. Jugando buen fútbol. Y manteniendo una enemistad con el técnico más ganador de los 60’s-70’s, Don Revie, de Leeds United. Enemistad que Revie desconocía hasta que ambos se sentaron en un estudio de televisión en vivo, horas despues de que Clough fuese despedido como reemplazo de Revie en Leeds.
La actuación de Sheen es magistral, como se puede esperar de un actor de su talla. El desarrollo de la trama hace foco en momentos claves para la confección del personaje. Y todo esto, prácticamente, sin mostrar partidos de fútbol. Quien la vió, sabe que esperar, quien no, debería.

Green street hooligans (2005)
Director: Lexi Alexander

Cast: Elijah WoodCharlie HunnamMarc Warren

Favorita de muchos, no encontró a su publico en el estreno, sino a fuerza de repeticiones por el cable. Retrata el choque de mundos sufrido por Matt Buckner, estudiante expulsado de Harvard, al mudarse a Inglaterra y entrar en el submundo de las Firms (barras).

Image

Una de las teorías por la cual sufrimos una carencia de películas futbolísticas es la mala recepción que tienen los estadounidenses para el deporte (si entendemos que, Bollywood de lado, el cine se mueve por esas tierras). La película intenta cerrar esta brecha, usando como cámara a un yanqui que se ve transformado por los códigos de la Green Street Elite. La hermandad y la pasión, comandadas solo por ser hinchas del West Ham. Es un buen intento, aunque muchos la definan, no sin algo de razón, como la Trainspotting PG-13 de las barras bravas. Cabe destacar que la película esta basada en los textos de  Dougie Brimson, Barra convertido en autor.


When saturday comes (1996)
Director: Maria Giese
Cast: Sean BeanEmily LloydPete Postlethwaite

Los ingleses, de fútbol, algo saben. De cine, también. Sean Bean protagoniza una versión distópica del sueño del pibe. Además de gambetear rivales como extremo derecho, Ned Stark gambetea al éxito con igual cintura.

Image

Uno de los primeros intentos serios de contar una historia con el fútbol como marco. Jimmy Muir es un inglés alcohólico que trabaja en una cervecería (¿Bielsa trabajando de piloto?). Su padre tiene todos los vicios juntos, su hermano lo admira y su novia ve su verdadero potencial. Jugando en la liga amateur bajó el mando de Ken Jackson (el invaluable Postletwhaite), Jimmy tiene la gran oportunidad de jugar en el club de sus amores, el Sheffield United. Para lograrlo, deberá enfrentarse a su adicción, su padre, su técnico, sus compañeros de equipo, y a su peor enemigo, el mismo.
Emotiva, irreal por momentos. Tiene esa característica típica de la época en el cine británico (ver Full monty) de pintar de lleno un determinado momento de la vida en Inglaterra. La banda de sonido fue compuesta por Joe Elliot, de Def Leppard.
¿La yapa? uno de los pocos trabajos de Sean Bean donde su personaje no muere.

The four year plan (2011)

Director: Mat Hodgson
Cast: Q.P.R.

Esta no la vimos. Pero viene recomendada por gente muy idónea a nosotros. En 2007, un Q.P.R. en segunda división enfrenta la bancarrota. Un grupo de millonarios pone su prestigio en juego con un plan impensado: Poner al Q.P.R. en la Premier League para el 2011.
Image

Haciendo FF al 2013, Q.P.R. lucha (otro año más) por permanecer en la élite del fútbol ingles. Por lo cual, el plan funcionó. Un documental de mirada poética que intenta explicar como tipos de la talla de  Bernie Ecclestone y Flavio Briatore arriesgaron todo por un objetivo en común. The four year plan ganó el premio a Mejor documental del Festival internacional de cine de Marbella en 2011.

Goal: the dream begins (2005)
Director: Danny Cannon
Cast: Kuno Becker , Alessandro Nivola , Alan Shearer

Acá vamos a dividir aguas. Dijimos al principio que una de las razones por las que las películas de fútbol no explotaron aun es por el debate entre los fanáticos del fútbol con los fanáticos del cine. El choque de pasiones, mayormente, enfrentadas. Goal trató de ser la película definitiva del fútbol. Producida por Hollywood y Adidas, se esperaba hacer una trilogía de proporciones épicas  siguiendo la carrera de un joven futbolista mexicano (?) que culminara a tiempo para el mundial 2006. Esto estaba condicionado, claro, por el éxito de la misma. La primera, de la que hablaremos, no le fue mal en la taquilla. Para la segunda, las proporciones se agigantaron pero el interés decayó. La tercer película es “olvidable”, en el mejor de los casos.
Image

El problema de Goal es la notable influencia de los productores. Es una película sobre fútbol  aparentemente, escrita por gente que no sabe nada sobre el deporte. Santiago Muniz (?) es un mexicano indocumentado que cruzó la frontera cuando niño con una pelota bajo el brazo (?!), ya de adulto, corta el cesped y limpia piscinas junto a su padre, y juega de forma amateur en los “potreros” norteamericanos (?!!?!!?) donde lo descubre un cazatalentos desempleado que lo lleva a probarse al Newcastle United.
Image
Esa también fue mi primer reacción. Entonces, ¿por qué incluirla? En primer instancia, por contar con el mejor marco y nivel de producción de una película de fútbol  Los equipos son reales, las competencias también  Los estadios son conocidos, y hay más de un cameo de enormes jugadores (Alan Shearer aparece en el cast por algo). Las camisetas cuentan con las licencias oficiales. Es LA película oficial del fútbol  Es la más realista de todas en cuanto al deporte. En la segunda parte, Santiago es transferido al Real Madrid. La historia decae, pero la espectacularidad de ver al Bernabeu, a Beckham, a Zidane a Casillas, sostiene una incoherente película. Así mismo, las escenas de acción deportiva, si bien con jugadas demasiado increíbles  están realzadas a la perfección. Sabe traducir el fútbol en movimiento, el movimiento en imágen.
El segundo aspecto es el actoral. Poco hizo Eduardo Kuno Becker de su carrera, pero en Goal entrega escenas cargadas de emoción. No puedo dejar de recomendar la siguiente, donde, Muniz vuelve a los entrenamientos tras haber desaparecido. No adaptado a la vida en Inglaterra casi renuncia a su sueño:

Con un dialogo HORRIBLE, Becker hace lo imposible para mostrarnos el quid de su personaje. Y el que diga que no lo logra…

Két Félido a pokolban (1963)
Director: Zoltán Fábri
Cast:
Un montón de hungaros

¿Qué? “Dos medio tiempos en el infierno”. Esta película es la piedra fundacional de las películas de fútbol. Se hicieron, por lo menos, cuatro remakes: The longest yard (con Burt Reynolds), Escape to victory (Stallone, Caine, Pelé, Ozzy “Bicicleta” Ardiles), The Mean Machine (Vinnie Jones, Jason Statham) y la remake de Adam Sandler de The longest yard.

Image

Primavera del ’44 y los Nazis quieren armar un picadito para celebrar el cumpleaños del Fuhrer, el mismo enfrentara al imbatible equipo militar alemán contra los prisioneros de guerra húngaros, comandados por Ónódi, futbolista profesional apresado. La historia la conocemos., ¿no?. Hay algo de realidad en esta película  luego bastardeada por incontables repeticiones.
En 1942, se jugó el “partido de la muerte”. El mismo enfrentó a los empleados de las panaderías de Kiev (ex jugadores de los momentaneamente disueltos Dinamo y Lokomotyv de Kiev) contra el Flakelf, un combinado de los mejores players Nazis. El equipo de los panaderos, denominado “Start”, fue invitado a una liga organizada por los alemanes. A pesar de no querer colaborar con los nazis, Start ganó todos sus partidos por goleadas atroces. Temiendo que las victorias del Start alentaran a los Ucranianos, Flakelf pidió la revancha y, además de comprar al arbitro, amenazó de muerte al equipo contrario. Esto no surtió el efecto deseado. Start ganó la revancha 5-3.
El destino verdadero de los jugadores nunca se supo. Los soviéticos utilizaron el evento como propaganda, pregonando que los jugadores que desafiaron al eje fueron ejecutados y que deberían ser tomados como ejemplo del espíritu soviético. Otros dicen que fueron enviados a campos de concentracion, de donde algunos escaparon. Lo cierto es que, tras jugar su ultimo partido, 9 jugadores fueron detenidos, torturados y asesinados por la Gestapo.
La película es una perla. El final es imperdible. Lamentablemente, es bastante difícil de encontrar.

Looking for Eric (2009)
Director: Ken Loach
Cast: Steve Evets , Eric Cantona

Anotemos una para los waffles. La pelicula es una coproducción Franco-Inglesa-Española-Belga (¡vamos!). Eric Bishop es un cartero fracasado y fumón de Manchester atravesando una crisis personal. Es en ese momento que, como por arte de magia, se le aparece su idolo: Eric Cantona. El buen galo se encarga de aconsejar a su tocayo, lo cual le da un nuevo significado a la frase “going postal”.
Image

Honestamente, ¿Que le falta a esta película? Un Fight club con Eric Cantona. Suficientes argumentos para verla.

Mike Basset: England Manager (2001)
Director: Steve Barron
Cast: Ricky Tomlinson

En mi podio personal, Mike Bassett pelea el primer puesto, cabeza a cabeza con When saturday comes. ¿La mejor comedia de fútbol  Sin dudas ¿La mejor comedia de deportes? Probablemente ¿La mejor comedia inglesa? No. Monty Python existe hace años. Pero es esa escuela la que surge a través de los hilarantes 89 minutos (sin pedir la hora) que dura.

Image

El técnico de la selección inglesa fallece de un ataque cardíaco, nadie quiere su trabajo. Los dos técnicos más adecuados para el puesto son resistidos por la FA (uno por ser escoces, el otro por ser un Joey Barton potenciado). Al mismo tiempo, el Norwich City de Mike Bassett gana el equivalente ficticio de la FA Cup. Restando dos partidos, aparentemente sencillos, para clasificar al mundial, deciden darle el equipo al técnico de la Division One.
A continuación, una parodia del mundo futbolístico se desarrolla ante nuestros ojos. No hay tiempo para respirar entre risas ni razonar lo que nos están contando. El verdadero éxito en el relato esta en el mensaje. Mike Bassett:England Manager plantea una situación real del fútbol de la ultima década que nadie se atreve a decir en voz alta. las nuevas escuelas de técnicos jóvenes y modernos, ¿Pueden reemplazar al personaje del técnico de antaño? Esos hombres que más que profesionales del deporte parecen grandes oradores, motivadores, que saben canalizar la presión, declarar como definían ante un arco y no justificarse ante nadie en la derrota. Es el duelo de la vieja y nueva escuela del fútbol. La que dicta que gana el que más goles mete, y todo es valido en la guerra y el fútbol.

Una película imperdible.

Menciones honorables

  • Mean Machine: La historia del futbolista que pierde todo, cae preso y lo obligan a jugar (y perder) contra los guardias. Un clásico definido hacia la comedia con la actuación de un prócer, Vinnie Jones
  • Rudo y Cursi: Otra para el debate. El realismo es inexistente. Sin embargo, esta tragicomedia ácida debe ser la película más camp que jamas vera el deporte. Con Garcia Bernal, Luna y Francella.
  • Fever Pitch: Algunas películas malas nos acercan a cosas buenas. El que no haya leído el libro de Hornby puede empezar con esta película  Atención, buscar la versión Inglesa con Colin Firth.

Vista Obligada

“Con Barra bravas” Es un documental producido por Canal+, realizado por Jon Sistiaga, periodista vasco galardonado con el premio Ortega y Gasset en 2003. El mismo retrata la realidad de las barras del fútbol argentino, desde adentro. La objetividad es pasmosa. Al remover el lugar común que los argentinos le damos a las barras y su funcionamiento, nos devuelve la atrocidad que dejamos de ver.

Pueden verlo, entero, acá:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s