Blue Chips

Ciudad verde

Franky Vercauteren encontró la redención en Genk. Su experiencia como director técnico del Anderlecht fue decepcionante. Lo mas llamativo fue que, tras su forzosa salida del club, le ofrecieran el mando de la selección nacional. Las dudas no fueron despejadas en esa nueva etapa. En septiembre del 2009, Bélgica sufrió una inconcebible derrota contra Armenia.  Su mandato concluyo 5 meses después de haber iniciado. Diciembre de ese año lo encontró con un nuevo desafío en Racing Genk.

La historia del club empieza como la mayoría de las fundaciones en Bélgica  una fusión  Waterschei Thor y el KFC Winterslag juntaron fuerzas en 1988. En 1996 subieron a la máxima categoría belga. En su primer temporada terminaron segundos, la segunda los vio campeones de Liga, y ganaron la copa local 97-98 y 99-00. Genk inicio el siglo coronándose campeón nuevamente, en la temporada 2001-2002, consolidándose así en un nuevo grande de la categoría  Pasaron 9 años hasta esa final contra el Standard Liege. Gracias al increíble sistema de playoffs de la Jupiler League, a pesar de estar igualados en puntos, a Genk le alcanzaba el empate para ser campeón  Y así fue. El éxito de los dirigidos por Vercauteren se baso en una filosofía que hoy es modelo del fútbol belga, tanto en clubes como la selección: apostar por los jóvenes  Racing Genk dejo de lado los grandes fichajes que devolvían números rojos e incertidumbres deportivas. La promoción de jóvenes talentos se volvió ley, entendiendo que la primer, segunda y tercer opción a cubrir un puesto en el 11 inicial podía encontrarse con el trabajo de las academias juveniles.

El equipo se volvió un habitual competidor en Europa (siendo eliminado esta temporada en 16avos de final de la Europa League ante el Stuttgart). Estar en Europa, mas allá del éxito deportivo, reporta las ganancias que hacen la verdadera diferencia en una liga como la belga. Se estima que Genk es el club mas rico de Bélgica. Su participación en la Champions league del 2012 dio un saldo deportivo de 3 empates y 3 derrotas (dos goleadas incontestables, 5-0 con Chelsea y 7-0 con Valencia). Sin embargo, le reporto un ingreso de 28 millones de euros.  En un ejercicio Wengerista, Racing Genk invierte sus ganancias en infraestructura y sus academias juveniles. La intención es competir constantemente en la Jupiler League y permanecer en las competiciones de UEFA.

Kevin De Bruyne, de Racing Genk para el mundo.

Kevin De Bruyne, de Racing Genk para el mundo.

Pero la ambición no se modifica. Parte del dinero conseguido podría ser invertido en reforzar un plantel que aspire a retener el titulo local o clasificar a una segunda ronda en la Champions League, donde se encuentra el dinero fuerte de la competición. El objetivo de Genk es perpetuar el sistema y crecer a través de el. Uno de los pilares del mismo son las ventas. Entre los productos de la academia del Genk, construida en el 2003, se cuentan:  David Hubert , Jelle Vossen ( KRC Genk ), Faris Haroun ( Middlesbrough FC ), Steven Defour ( FC Porto ), Sébastien Pocognoli y Sinan Bolat (Standard Liège ), Marvin Ogunjimi ( RCD Mallorca ), Christian Benteke (Aston Villa FC), Thibaut Courtois (Chelsea FC) y Kevin De Bruyne ( Chelsea FC ). Dentro de una redacción que considera a Bélgica la nueva cantera del fútbol mundial, Racing Genk se perfila como el semillero de la misma.

Ciudad gris

Cynthia y Rogerio están preocupados por su futuro. A sus veinte años, la pareja de descendientes de portugueses y españoles sueña con cosas simples, comprar un departamento, tener hijos. “Deseos normales” dice Cynthia, “pero si no tenemos trabajo, no podemos permitirnos eso”. Cynthia esta en un periodo de aprendizaje de 15 meses en Ford, el motor laboral de Genk desde 1960.  El cuartel central de Ford en Europa esta en Colonia, a una hora de Genk. En la planta belga se ensamblaba el Ford Taunus, en años recientes, la producción se centro en autos familiares como el Sierra y el Mondeo. La planta local, Genk Body & Assembly, se convirtió en el empleador principal en Genk, contratando unas 10,000 personas sobre una población total de 65,000.

genk ford

El 24 de Octubre pasado Ford anuncio el cierre de la planta para 2014. Despidieron a 4,600 trabajadores, y eliminaron 5,000 empleos relacionados a la automotriz. El 13 de noviembre pasado Genk salio a las calles. 20,000 personas se manifestaron contra el cierre de la fabrica, que sera trasladada a Valencia. El impacto de  la decisión tomada, en una de las ciudades de mayor crecimiento, puede ser comparada con las crisis norteamericanas en las motor cities como Flint. La ciudad de Michigan es reconocida como el lugar de nacimiento de General Motors, y el lugar clave de la formación del United Auto Workers, sindicato de los trabajadores de plantas automotrices. General Motors paso de emplear 80,000 personas a 8,000. La desindustrialización y la falta de inversión trajo el deterioro urbano. Altos indices de pobreza, desempleo y crimen. Flint fue el prototipo de Detroit, que hoy sufre el mismo destino. Genk es una ciudad distinta, multicultural y con una historia arraigada. Sin embargo se puede trazar un oscuro paralelo con la historia repetida norteamericana. El contraste entre el presente del club y la realidad de la ciudad es devastante. Pero, ¿esta exento el Racing Genk de esta problemática?

Ciudad negra

Ya hablamos de cine desde este lugar. Fuera de la lista de grandes películas futboleras se encuentra “Blue Chips”, principalmente  porque es una película de basquet. Nick Nolte es entrenador de un equipo de basquet universitario ficticio, al que los resultados no le están ayudando. Su personaje se alinea con la vieja escuela en tiempos donde las regulaciones deportivas se consideran mas como guidelines morales que leyes a cumplir. El punto bisagra de la historia viene tras su primer temporada perdedora. Necesita reclutar jugadores. De forma legal, puede reclutar buenos jugadores, apuestas inciertas. También  puede infringir ‘legalmente” el sistema e ir atrás de los candidatos principales de las universidades. Esto implica “convencer” a los jugadores de otros estados alejados a ir a California. El idioma principal para garantizar este plan es el dinero. La paga de sueldos o incentivos a jugadores universitarios esta prohibida en estados unidos (llevando incluso a sanciones económicas y deportivas graves).

Waffles para todos se enorgullece de la comunidad formada en este tiempo. Gente en Argentina, Colombia, Perú, Inglaterra o Estados Unidos están atrás de esta causa. Y también hay gente en Bélgica  incrédula de nuestra pasión que nos contacto. Una de estas personas es hincha del Racing Genk. Ante esto, nos propusimos entender un poco mas sobre el semillero del fútbol belga. La respuesta que obtuvimos no fue la esperada.

“Lo único que se sobre este asunto es que es un mundo tan sucio como el fútbol de los mayores”
Eric, como llamaremos a nuestro confidente, nació y vive en Genk. Su padre ocupa un puesto importante dentro de Ford en Bélgica. Ante nuestras consultas sobre la academia de jovenes del Racing, Eric nos comento que la red de scouts es funcional, pero que el talento producido por Genk, y la mayoría de los clubes grandes, es comprado. ¿Comprado? le preguntamos. Nada impide comprar jugadores en el fútbol profesional. O casi nada. Existen regulaciones en Belgica que prohíben la firma de contratos profesionales antes de los 18 años. Entendiendo al fútbol belga como un sistema federalizado, las canteras juveniles se nutren de los locales; es decir, los jóvenes de Anderlecht se probaran en el RSC, los de Gante en el Gante y los de Brujas en Cercle o Club Brugge. Excepto cuando esto no es así.

“De Bruyne fue comprado al Gent, oficialmente “convencido”,  cuando tenia 14 años. Entonces, un jugador que ha jugado con sus amigos desde los 8 hasta los 14 años decide así nomás que quiere jugar al otro lado del país y con una familia sustituta” Entre Gent y Genk hay 150 km de distancia. poco para el publico argentino, pero puntos geográficos opuestos en Bélgica  Kevin de Bruyne fue al Genk desde Gent sin que el club formador tuviera dicho en el asunto, ni recibiera una compensación por la formación del jugador. No estamos hablando de casos aislados, y no estamos hablando de jugadores promedio. De Bruyne fue pieza clave del Racing Genk campeon en 2011, esta jugando en Werder Bremen y su pase (cuya cifra nunca fue aclarada) pertenece al Chelsea. Si no regresa al Chelsea para formar parte de la invasión belga, seguramente sea uno de los traspasos calientes del próximo verano europeo. Gent nunca vio, ni vera dinero por los derechos formativos del jugador.

También las sufrió el Racing Genk, que no esta exento al robo de sus propios juveniles. “Dennis Praet esta valorado como el mejor talento de Anderlecht ahora, y juega en el primer equipo, pero jugaba en Genk desde los 9 hasta los 16 años” Praet esta cerrando una temporada inmejorable. Titular en el primer equipo del Anderlecht puntero y habitual jugador de la sub-21, Manchester United ya mostró interés por el. “Hace 2 años Anderlecht lo compró. El ejemplo de Praet es muy obvio, porque tampoco se puede decir que el cambió equipos porque la formación es mejor en el equipo nuevo, o porque tendrá más oportunidades de entrar al primer equipo. Genk y Standard son los únicos equipos grandes que continuamente dejan jugar a jugadores jóvenes.”

Dennis Praet, cuando era feliz entrenando en Genk

Dennis Praet, cuando era feliz entrenando en Genk

¿Còmo se alimenta este motor belga de pases fraudulentos? Con motores, justamente. “Desde el momento que, por ejemplo, Anderlecht se da cuenta que Beerschot tiene un jugador de 14 años que juega muy bien, le ofrecen un contrato a futuro, y dan cosas a los padres. A mi Padre ya le pasó que padres de jugadores de 15 años pasaban por las concesionarias de Ford en Genk  para comprar un auto, la factura iba dirigida al club.” Así se erige el Genk como el club de mayor rédito en Bélgica, superando a los históricos Anderlecht y Club Brugge, y convirtiéndose en el máximo exportador de talentos.

¿Puede el inminente cierre y traslado de Ford afectar al Genk? Suena irrisorio, pero, ¨legalmente” , si. La compra de autos por un club difícilmente haga saltar los libros contables del mismo. La falta de tales regalos obligará a los directivos y agentes a volverse más creativos. El camino de migajas de pan va a volverse más difícil de ocultar.

Anuncios

Un comentario en “Blue Chips

  1. Pingback: Genk, Gent y el robo de juveniles en Bélgica | Balón al pie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s