Ordem e Progresso

belcol
Bélgica y Colombia están en boca de todos, algo impensado dos años atrás. Llueven las comparaciones, los motes de “revelación” o “sorpresa”,  los diarios y portales deportivos no se cansan de llenar páginas hablando del “boom” de la selección belga en Europa, y de la colombiana en Sudamérica.

Esto no sorprende, ambas selecciones cuentan con una camada de jugadores jóvenes que se destacan en las grandes ligas europeas, hicieron una eliminatoria impecable, y ambas tienen a la cabeza un líder ideal para lidiar con jóvenes talentos, como lo son Wilmots y Pekerman, quienes dan una importancia fundamental a la calidad humana y la unión del grupo.

Lograron transformar en realidad lo que, al comienzo de las eliminatorias eran promesas, sostenidas por la calidad del juego demostrado en sus compromisos y la envergadura de algunas de sus figuras, protagonistas en la elite del fútbol mundial. Se sobrepusieron a la presión y cumplieron con el tan ansiado objetivo de regresar a la cita mundialista, lo que Bélgica no conseguía desde el 2002 y Colombia desde 1998. Fue tan bueno el trabajo de ambas, que el objetivo lo lograron con creces, ya que, al ubicarse en el 5º y 4º lugar del ranking FIFA respectivamente, consiguieron el plus de entrar como cabezas de serie al Mundial

El fervor se puede palpar en las calles. Cuando la Real Unión Belga de Fútbol sacó a la venta las entradas para el partido contra Colombia, se agotaron en tan sólo dos horas. Esta selección despertó un fanatismo inédito para un pueblo tan heterogéneo como lo es el belga. La empresa Havas Media estimó que uno de cada tres belgas vio por televisión la victoria de Bélgica sobre Croacia por 2-1, que significó el pasaje a Brasil. Más de 40 mil fanáticos presenciaron el entrenamiento posterior al triunfo en Zagreb.

Ahora, el fanatismo se trasladó a los protagonistas. De uno y otro lado se tiran flores, elogiando el momento del rival. Siguiendo el juego mediático, se pelean por ver quién respeta más al otro. Pekerman dijo que Bélgica “tiene una de las mejores generaciones de futbolistas de su historia” y que este tipo de partidos le sirven para “medirse ante grandes equipos mundialistas de gran nivel”. Wilmots no quiso ser menos y manifestó que Colombia “es uno de los favoritos para el Mundial, no tiene nada que envidiarle a Argentina o a Brasil”, y hasta tuvo tiempo de hablar de Falcao, a quien calificó como un “verdadero guerrero”, con un “olfato de gol increíble”.

Pero, hablemos de lo que realmente importa. ¿Cómo llegan los Waffles al partido?

Wilmots aclaró de que por más de que sea un amistoso, este partido sirve como preparación, para evaluar en dónde está parada Bélgica de cara a la Copa del Mundo. Por eso, ya avisó que el principal objetivo es ganar y que no se va a guardar nada.

Físicamente el equipo no llega de la mejor manera. Bakkali se bajó de la convocatoria por una lesión en el tobillo, y ya quedaron descartados para el partido contra Colombia Lombaerts, Chadli y Courtois. Además, Vermaelen, Hazard y Vossen estuvieron entrenando diferenciados por distintas molestias, aunque se prevé que estarán disponibles para el partido. Tampoco hay que olvidar que Fellaini viene acarreando una lesión en la muñeca, que no lo impide jugar, y que quedó afuera de la lista por lesión Gillet, reemplazado por Thomas Meunier, lateral derecho de 22 años que juega en Club Burgge, y que fue citado a la selección mayor por primera vez. Esta decisión fue polémica, ya que se especulaba con la citación de Cavanda, que viene jugando en gran nivel en Lazio, pero al parecer ni siquiera fue tenido en cuenta para la Sub21 debido a su “actitud” (de ahí que se ganara el apodo de “Carlitos” Cavanda).

En cuanto al equipo, la única certeza es la presencia de Mignolet en el arco, a quién Wilmots anunció como titular para los dos amistosos a través de su cuenta de Twitter, y que ahora con la lesión de Courtois parece más que obvio. No se esperan muchas sorpresas, aunque Wilmots dijo es una buena oportunidad para experimentar tácticamente, y no descartó la presencia de Lukaku y Benteke juntos en ataque. Este año, jugaron 43 minutos juntos en el amistoso que Bélgica le ganó 4-2 a Estados Unidos (doblete de Benteke) y también compartieron los últimos 8 minutos de la victoria de Bélgica 2-1 sobre Serbia.

La cita es a las 21:00 horas, horario local, en el estadio Rey Balduino, de Bruselas. Esto significa que a las 17 horas de Argentina, vas a tener la oportunidad de disfrutar de un partido de alto vuelo, y te conviene aprovechar ahora para ver a estas selecciones, porque en un par de meses no vas a querer esucharlas nombrar más, si es que todavía no te hartaste. Transmite ESPN.

Todo el ruido y todo el color que hay alrededor de las dos selecciones no nos afecta en lo más mínimo a nosotros que, desde acá, seguimos firmes junto a los Waffles. Y no se preocupen que nosotros sabemos diferenciar muy bien a los incondicionales.

Ah, y no nos olvidemos del potencial debut de Eder Álvarez Balanta con la mayor.

Por Joaquín Mosquera  (@joaquinmosquera)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s