Su turno

turno

Bélgica cierra hoy su participación en el grupo H del Mundial de Brasil 2014. Después de haber sumado 6/6, habiendo superado a Argelia por 2-1 en el debut y a Rusia por 1-0 el pasado domingo en el Maracaná. Dos triunfos agónicos, en los que el gol de la victoria llegó en el tramo final del encuentro, y en ambas ocasiones desde el banco; primero Mertens contra Argelia -Fellaini, también desde el banco, había anotado el empate transitorio-, y después Origi.

Esta tarde, desde las 17 (horario local), Bélgica se enfrenta a Corea del Sur en el Arena Corinthians de Sao Paulo. En la previa, el panorama parece ideal para los de Wilmots, ya que la presión es menor por haber conseguido ya la clasificación a los octavos de final, mientras que los coreanos tendrán la obligación de ir a buscar la victoria para aspirar a conseguir el boleto a la siguiente ronda. Esto puede llevar a los coreanos a descuidarse y dejar esos espacios atrás que tan bien aprovechan los belgas.

De todos modos, Wilmots ya lo advirtió, Bélgica no saldrá a especular. Ni siquiera con el resultado de los partidos del grupo G, donde posiblemente Alemania se quede con la zona, y de entre Portugal, Estados Unidos y Ghana salga el segundo clasificado. Sea cual sea el posible rival, Bélgica lo sabrá antes de salir a jugar, pero eso no cambiará en nada su manera de afrontar el partido. Los Diablos Rojos van a saltar a la cancha con un sólo objetivo: ganar; para así clasificar como líderes del grupo y conseguir 9/9, algo que Bélgica jamás logró en un Mundial.

La alineación es una incógnita, aunque sí hay algunas certezas. Wilmots ya aclaró que le dará descanso a Alderweireld y Witsel, sobre todo teniendo en cuenta que fueron amonestados contra Rusia, y una amarilla más los dejaría fuera del cruce de octavos. Sus lugares serían ocupado casi con seguridad por Vanden Borre, único lateral derecho natural que tiene el plantel, y Defour, el volante más capacitado para cumplir el rol de contención del Soul Brother. El otro amonestado que tiene Bélgica es Vertonghen, que vio la amarilla contra Argelia, luego de cometer el penal. Sin embargo, el reemplazante de Jan es Vermaelen, que de hecho ocupó su lugar desde el arranque contra Rusia, partido en el que salió lesionado, y no haberse recuperado aún, el del Tottenham jugará en la banda izquierda. ¿Por qué no poner a Lombaerts ahí, que también es zurdo? La respuesta a este interrogante nos lleva a otra de las certezas que hay. Lombaerts juega, pero lo hará en reemplazo de Kompany, que está con una sobrecarga muscular, que no le permite jugar, y no vale la pena arriesgar teniendo la clasificación ya abrochada. Por lo que Vertonghen llevará el brazalete de capitán hoy.

El resto son especulaciones. Wilmots advirtió que habrá cambios. Que le dará oportunidades a jugadores que no han tenido muchos minutos, pero que los ve listos y en condiciones para jugar. Por eso, también aclaró que no será un equipo B el que parará en la cancha, pues no existe tal cosa para Marc. Para él el equipo son los 23. Y un partido lo juegan 14, no 11. Como ya viene dejando claro desde que está a cargo del equipo, los cambios son vitales en su esquema de juego, pues le permiten mantener la competencia interna en alto nivel, ya que todos los jugadores saben que en cualquier momento pueden saltar a la cancha, y deben dar lo máximo para seguir teniendo oportunidades.

Por eso, yo creo que de mitad de cancha para adelante habrá algún que otro cambio más. Si tengo que arriesgar, yo diría que Fellaini juega. Fue importante su ingreso en el debut, y volvió a estar a la altura contra Rusia. De De Bruyne y Hazard, yo creo que a uno le dará descanso. Son los dos jugadores más importantes para la ofensiva del equipo, uno es el conductor, y el otro el distinto, el capaz de marcar la diferencia. Mirallas podría tener su oportunidad desde el arranque, ya sea reemplazando a Eden o a Mertens. En cuanto al punta, Origi demostró que puede estar tranquilamente desde el arranque, pero teniendo en cuenta la deslucida tarea de Lukaku en los partidos anteriores, Wilmots podría optar por mantenerlo en el puesto para que no pierda confianza. Igual, lo más probable es que los dos jueguen, sólo que uno tendrá más minutos que el otro.

¿Hay que arriesgar un 11 inicial? Bueno, el mío sería: Courtois; Vanden Borre, Van Buyten, Lombaerts, Vertonghen; Defour, Fellaini, De Bruyne; Mirallas, Mertens y Origi.

Sean quienes sean los 11 que salgan a la cancha, esta tarde vamos a poder disfrutar de otra función de los Diablos Rojos. Y a los que se andan preguntando “¿Tanto ruido y al final Bélgica era sólo eso?”, por ahora los dejaremos con la intriga. La respuesta llegará en la cancha. Todo a su debido tiempo.

Por Joaquín Mosquera (@joaquinmosquera)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s