Un Waffle en Buenos Aires:Día 2

COVER JUEVES

Esto, en mi cabeza (y no me refiero a los colores), pretende ser una bitácora donde podremos retratar de forma diaria la cuenta regresiva de Bélgica-Argentina. También, sin duda alguna, vamos a presenciar la cuenta regresiva de mi debacle mental. Los invito entonces  a una mirada absolutamente subjetiva y personal de como vivo esta espera, y como convive la calle con mi presencia.

Día 2

El futuro son los pibes. En mi paseo matutino de Coco, el perro Waffle, me cruze a un nene con su mamá. El enano se me quedo mirando durante media cuadra, asombrado, hasta que le sonreí. Ahí, confiado como solo un pibe puede, me señaló y le empezó a decir a la mamá “así, así quiero mi pelo Ma”. La mamá se rió, yo me reí, Coco meó un árbol. Cuando los alcance en una esquina, el mocoso le insistía a la mamá “Pelo parado, negro, amarillo, rojo”. A esta altura ya lo quería adoptar y contarle las bondades de Scifo. Pero me medí y le expliqué que primero hay que hacerle caso a mamá, y que después, cuando sos grande, ya podes hacer lo que querés. La madre quedó chocha, el pibe satisfecho. Siento necesario aclarar que en mi trabajo veo nenes de todas las edades, todo el día. Y vivo interactuando con ellos. También, en mi trabajo, tenemos absoluta libertad de hablar con niños y padres, como se nos cante. Así vivimos corrigiendo boludeces en los más chicos. Como saludar, o mirar a quién le estas hablando (esto, de no mirarte cuando te hablan, es algo que veo en 8 de cada 10 chicos y me preocupa). Los papás, viéndose liberados de la tarea del ogro, se van contentos.

Esta vez, como debería ser, un pibe me recordó algo: cuando sos grande, haces lo que querés.

Entonces, lo lamento, pero el sábado voy a hacer lo que quiero.

¿Que quiero? No tengo idea. Se que quiero ver a Argentina campeón del mundo. Lo deseo. También quiero ver hasta donde puede llegar este equipo, antes de Francia, antes de Rusia. Porque este equipo tiene un hambre imposible. Hoy Wilmots salió con los tapones de punta. “Los belgas tenemos que dejar de festejar cualquier cosa” fue lo más liviano que tiró. Pero los belgas festejan. Festejan por estar en cuartos y por poder medirse contra la Argentina de Messi. Mira que distintos somos.

Y hay otra cosa que estaría bueno recordar. Bélgica se muere por jugar contra Holanda en un Mundial. El cambio, el click belga arrancó en este partido.

Da vuelta un 1-2 a partir del minuto 74. Intensidad.

Volviendo a lo nuestro, esto es un torbellino. Hoy me contactaron de dos programas de radio. Esta noche de Jueves que ya pasó salimos en uno (estamos tramitando el audio). Agradezco la invitación y el apoyo de Elvis y Pablito, que me cedieron su departamento, su compu, un teléfono y me sirvieron comida china. 10/10. Encima, la botonera del ascensor del depto es esta.

photo (15)

Además de las charlas radiales, tuve el placer de escribir para Olé. La columnita waffle se publica el Viernes. Recién vi la composición de la página y es perfecta. No, en serio. Voy a comprar 10 copias y enmarcar cinco. Espero que lo compren, no por Olé, si por el amor al Waffle. Puedo asegurar que no cambiaron una palabra de lo escrito, y eso lo respeto enormemente.

El sábado, en teoría, salgo en otro programa de radio, justo antes del partido. Los voy a tener al tanto, como los tengo al tanto de todo lo que pasa con Bélgica y Waffles para Todos.

Posiblemente no importe, pero hace a la narrativa distendida y personal que va tomando esta sección. Hoy tuve un mal día. Dentro de una mala semana, envuelta en un terrible mes. Hoy se me hizo duro todo. Y cuando las cosas se me complican suelo sentarme en un rincón y esperar que pase la tormenta que no va a pasar. Después vi esto:

underwear

Y me acordé que posponer, al igual que dormir, es para los débiles. Así que basta. Le hacemos frente a lo que hay que enfrentar. Bélgica y el Mundial no me traen dolores de cabeza, ahí está el norte.

Quiero a Argentina en semis. Pero la transmisión del sábado va a ser bien Waffle. Porque si no te paras por algo, te caes por cualquier cosa. Aunque ahora me doy cuenta que eso suena mejor en inglés. Los que estén de nuestro lado sepan que caminan bajo la luz de Wilmots. Cuando pase el sábado vamos a hablar de un papel digno de Bélgica en el Mundial, o de una chance histórica de meterse en la final.

Y cualquiera de los dos escenarios es hermoso.

Por Fede Praml

Anuncios

Un comentario en “Un Waffle en Buenos Aires:Día 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s