Junior Malanda

Hay una perdida que es humana, trágica e irreemplazable. Se fue un hijo, un hermano, un amigo. Una familia, que no está compuesta ni contenida simplemente por un apellido, llora. Leímos a Thorgan, a Kevin a Thibaut a Romelu a Dennis. Hermanos más allá de los lazos sanguíneos.

Malanda caló hondo en los corazones de aquellos que lo conocieron. Trazos que no serán borrados ni sustituidos jamás.

Hay otra perdida, incomparable a la primera, y es la futbolística. Falleció un joven de 20 años y un futbolista de 20 años. En ambos sentidos, tenía la vida por delante.

Junior fue uno de los proyectos más prometedores de la cantera belga. Un mediocampista central duro, de exquisito pie, excelente juego aéreo y gran lectura del juego. Sus primeros pasos fueron en la academia juvenil del Anderlecht, de donde pasaría al Lille Francés. Allí se destacó jugando para el conjunto sub-19, lo cual le consiguió un lugar en el primer equipo del Zulte Waregem.

En Waregem, un equipo modesto formado por Francky Dury, supo pelear cabeza a cabeza con los grandes de la Jupiler. Un año bastó para que el Wolfsburg lo comprará y lo volviera a prestar al club belga. En total fueron 35 partidos y 3 goles para Malanda, quién volvería rápidamente al club alemán. Su debut fue contra el Mainz, en una victoria 3-0. Le tomó poco tiempo encontrar la red, marcandole goles consecutivos a Werder Bremen y Nuremberg. Una lesión cortó su buen arranque. Junior jugó 17 partidos en el primer equipo del Wolfsburgo y compartió equipo con su gran amigo Kevin de Bruyne.

Su participación con la selección belga merece un párrafo aparte. Malanda formó parte de todos los seleccionados juveniles. Si, desde el sub 15 al sub 21. 53 partidos disputó en los equipos formativos, siendo 8 en la sub-15, 10 en la sub-16, 9 en la sub-17, 4 en la sub-18, 7 en la sub-19 y 15 (con dos goles) en la sub-21. Emblema y muchas veces capitán, el futuro de Malanda en la selección mayor estaba asegurado. Inclusive Marc Wilmots lo destacó siempre como una de las mayores promesas del fútbol nacional.

En Waffles para Todos nos dedicamos al futuro. Conocemos la realidad del fútbol belga y apuntamos a descubrir los misterios de sus jugadores más jóvenes. Fácil es elegir a Lukaku, Hazard o Courtois cuando te preguntan quién es tu favorito. Los que componemos esta redacción siempre tenemos opciones y predilecciones que se basan no tanto en el presente sino en los indicios de grandeza de los más jóvenes. Ahí están Tielemans, Praet, Bakkali, Mpoku o Batshuayi. En ese rincón aparece Kevin De Bruyne como nuestro jugador definitivo, un crack que tiene pinta de futura estrella mundial. Malanda siempre fue uno de nuestros preferidos. Esa mezcla perfecta entre Fellaini, Dèmbèle y Kompany. Todo lo que pensábamos de el ya no significa nada.

Como marcaba al principio, lo verdaderamente trágico es la muerte de un chico de 20 años. Pero no puedo evitar sentir una enorme tristeza por el jugador que no fue.

por Fede Praml

Anuncios

Un comentario en “Junior Malanda

  1. Pingback: El adiós a Malanda | waffles para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s