Un gran día para ser belga

jueves

Si hay un día de la semana preferido para los belgas ese debería ser el jueves. Por lo menos en lo que al fútbol respecta, porque cada jornada de UEFA Europa League suele dejar buenas noticias para los oriundos de la tierra de las papas fritas y los waffles.

A diferencia de lo que pasa en la Champions, donde las alegrías llegan a cuenta gotas, la segunda competencia en importancia del fútbol europeo es donde los belgas se destacan semana tras semana.

Para paliar la dura eliminación del Chelsea de Courtois y Hazard el miércoles en manos del PSG, hoy el balance para los belgas en el inicio de los octavos de final de la Europa League dejó cinco triunfos y un empate, al cual se le puede encontrar el atenuante de haber sido en condición de visitante.

La jornada arrancó, como ya es costumbre, en Rusia. Allí donde la diferencia horaria hace que los partidos arranquen más temprano, Zenit recibió en St. Petersburgo al Torino de la saeta rubia, que entró recién en el segundo tiempo. La gran noticia acá fue la la presencia de Nicolas Lombaerts en el banco, al igual que el sábado, ya que el defensor había sufrido una lesión en la rodilla que lo había puesto en duda para la fecha FIFA de marzo.

FBL-EUR-C3-ZENIT-TORINO

El ballet ruso ha empezado

El que sí fue titular fue Axel Witsel, quien se encargó de abrir el partido a los 38′, cuando los tanos ya jugaban con uno menos por la expulsión de Marco Benassi. El Soul Brother aprovechó un rebote del arquero Padelli tras un remate de Smolnikov y puso arriba a los rusos. Domenico Criscito, (sí, justo un italiano) fue el encargado de poner el 2-0 definitivo a los 53′.

El gol de Witsel iba ser una especie de entrada para lo que estaba por venir en el segundo turno. Porque cuando el del afro se estaba duchando le tocó salir a la cancha a Kevin De Bruyne, el belga de mejor presente, que se jugaba una parada brava recibiendo a Inter en el Volkswagen Arena.

Y la cosa no empezó para nada bien para Wolfsburgo, ya que a los 5′ se equivocaron en la salida y los delanteros argentinos aprovecharon: Icardi se la cedió a Palacio, quien esta vez definió por abajo y puso arriba a los italianos. Pero claro, no contaban con que en frente estaba el Mago.

El repertorio de KDB arrancó tranquilo, con una asistencia de corner para que Naldo de cabeza empate el partido a los 28′. Ya en el segundo tiempo, Carrizo sirvió la mesa y el Lobo se la devoró. El arquero ex-River le regaló la pelota a Vierinha y éste le cedió el gol a De Bruyne a los 63′. Pero el colorado se guardó lo mejor para el postre, y doce minutos más tarde sentenció el partido con un golazo de tiro libre, con la complicidad de JP, que se fue al palo de la barrera y regaló el propio.

Wolfsburgo sacó una buena diferencia de cara a la revancha, aunque De Bruyne, quien ya suma cinco goles y cuatro asistencias en los 9 partidos que jugó en el certamen, no se quiere confiar.

kdboc2

“No creo que haya sido fácil para nosotros. A veces se hace mejor en una parte que en otra. No fue fácil cuando el Inter marcó tan temprano, pero en la segunda parte cogimos el control y quizás podríamos haber marcado un cuarto tanto. El resultado es peligroso, pero prefiero estar 3-1 arriba que 3-1 abajo. Necesitamos finalizar la semana que viene”, dijo KDB en declaraciones que levanta el sitio web de la UEFA.

De Bruyne no era el único belga en cancha en ese momento. Al mismo tiempo, Brujas, único representante belga en Europa vivo, recibía al duro Besiktas de Demba Ba. Al igual que Wofsburgo, el equipo de Preud’homme también arrancó en desventaja, ya que tras una primera mitad sin goles, Gokhan Töre puso arriba a los turcos al minuto del segundo tiempo.

FBL-EUR-C3-BRUGGE-BESIKTAS

Pero justamente en la segunda mitad fue cuando el DT se avivó de poner a Felipe Gedoz, una de sus cartas más peligrosas en ofensiva, y fue un remate suyo el que desvió De Sutter para empatar el partido a los 62′. El brasileño volvió a aparecer a los 78′, cuando Kurtulus lo bajó adentro del área y el árbitro cobró penal, el cual Lior Rafaelov se encargó de cambiar por gol con toda la clase que lo caracteriza y darle así un triunfo vital al Brujas, que la semana que viene se tendrá que jugar la clasificación en el infierno de Istambul.

https://dailymotion.com/video/x2jcmz6

En el último turno hubo otra actuación descollante, la de Romelu Lukaku, quien nos está acostumbrando a sacar lo mejor de sí en esta competencia. El delantero venía de meterle tres goles en la ida y dos en la vuelta a Young Boys en 16avos, y hoy volvió a ser clave para que Everton se quedara con los tres puntos en Goodison Park ante Dinamo Kiev.

Como fue la constante hoy para los belgas (con la única excepción de Zenit), los Toffees empezaron perdiendo después de que Husyev durmiera a la defensa del equipo inglés a los 14′ y anotara el 1-0 en un tiro de esquina. Pero antes del descanso, Lukaku arrancó cerca de mitad de cancha, se bancó tres zancadillas y asistió a Naismith para que el escocés empatara el partido a los 39′.

Después del flojo primer tiempo, Everton levantó en el segundo y de a poco fue llevando a los ucranianos a refugiarse cerca de su arquero, el viejo y conocido Shovkovsky (40 primaveras). Tanto fue así que los Toffees tuvieron su premio. Ya sin Mirallas en cancha, quien le dejó su lugar a Koné a los 64′, y con el eterno Osman habiendo reemplazado a Barkley diez minutos después, fue un centro de Leon el que Danilo Silva bloqueó con su brazo y el árbitro español no dudó en marcar el penal.

Rom fue el encargado del penal. Después de jugar un partidazo, el delantero lo coronó a los 82′ convirtiendo la pena máxima, aunque con suspenso. Lo quiso patear a lo Hazard, mirando al arquero y no a la pelota, y eso lo llevó a tocarla suavemente al otro palo al ver que Shovkovski se inclinó a su derecha, pero al no mirar el esférico le terminó entrando mordido y el remate salió centrado, rozó la pierna del arquero y se metió igual. De todos modos, fue un gol clave, ya que el 1-1 dejaba muy mal parado a Everton de cara a la revancha en Kiev.

rompen2

La cabeza siempre en alto

Lukaku parece haber encontrado en la Europa League su fuente de motivación. Tras una irregular fase de grupos, y en un equipo que anda muy flojo en la Premier, el belga anotó seis goles en los tres partidos de las rondas eliminatorias y ya lleva siete en el certamen, misma cantidad que en la liga, donde jugó 20 partidos más.

El recuerdo de Malanda está siempre presente

Y mientras Lukaku brillaba en Goodison Park, Dries Mertens era un espectador de lujo del show del Pipita Higuaín. Aunque Napoli arrancó perdiendo ante Dinamo Moscú en San Paolo por el gol de Kuranyi a los 2′, el equipo italiano logró darlo vuelta con un hattrick de Higuaín, a los 25′, 31′ y 55′.

Mertens igual aportó lo suyo. El segundo gol llegó con un penal tras una falta que le cometieron al súper suplente, quien después sacó un remate que desvió De Guzmán y el delantero argentino lo transformó en el 3-1.

FBL-EUR-C3-NAPOLI-DINAMO MOSCOW

Resta solo mencionar al único belga que no festejó por completo este jueves, ya que la Roma de Radja Nainggolan solo logró empatar en su visita a Fiorentina.

Los locales empezaron ganando a los 17′ con un zapatazo de Ilicic tras una gran corrida de Salah (otro que la está rompiendo después de salir de Chelsea), pero el equipo del Ninja encontró el empate a los 77′ con un cabezazo del ex-Barcelona Keita.

Nainggolan jugó los 90′, le sacaron una amarilla y no fracturó ninguna pierna.

FBL-EUR-C3-FIORENTINA-ROMA

Por Joaquín Mosquera (@joaquinmosquera)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s