La desunión

Bélgica tuvo el peor debut posible en la Euro 2016. Ante una ordenada y ordinaria Italia sufrió una lección futbolística en Lyon y ahora no tiene margen para el error si quiere progresar a la siguiente ronda del torneo.

14 años pasaron desde aquella pobre y horrible participación como coanfitrión de la Euro 2000 a este reencuentro con el torneo máximo del continente. En esa edición los desvanecidos diablos rojos también compartieron grupo con Italia y Suecia, y el resultado fue el mismo. ¿Cómo explicar las diferencias de esa derrota con esta? Pasada la preparación, que dejó varias dudas, los dirigidos por WIlmots salieron al campo de juego con una pesada mochila: confirmar su condición de candidatos. Del otro lado, los de Conte plantaron línea de 3 con un mediocampo plagado por 5 volantes, con dos carrileros. Un revival del Catenaccio.

Curiosamente, ante tal pasividad, el que decidió salir a jugar de contragolpe fue Bélgica. Cedió la iniciativa ante un equipo que hacía lo mismo pero que al ir hacia adelante no dejaba huecos en el fondo. Los titulares de Bélgica trajeron la línea de 4 que invita al debate. Ciman pasa al lateral derecho y Vermalen y Alderweireld son los centrales. En teoría, Toby no te va a dejar pasar una al lado de Vermaelen. Pero este planteo rescinde la salida por las bandas. Bélgica no tiene laterales de nivel por fuera de Vertonghen y Alderweireld. Y, como no podía ser de otra manera, el gol llegó por una insólita distracción de la dupla central.

Ck2tmKDVAAMxNql
Hasta la Gazzetta de lo Sport sabía como vulnerar a Bélgica.

Y ante el error, el pánico. Bélgica nunca agarró el protagonismo. De Bruyne se diluyó. “Kevin tiene que ser el patrón del mediocampo” sentenció Wilmots “y hoy falló. No sabemos que le pasó. En los entrenamientos lo hizo bien”. Igual Marc, todo bien con el mal partido de Kevin, todo mas o menos con la displicencia ya habitual de Hazard, pero sacar a Nainggolan, el único del medio que entendía como jugar, no tiene excusa. “Lo deje a Fellaini adentro por su poder de ataque, por eso saqué a Radja. Podemos discutir largo y tendido, pero fue solo una decisión”.

Lo cierto es que con los cambios poco cambió en Bélgica que fue por obligación a buscar el arco italiano, y no por convicción. Mertens aportó destellos de su juego vertiginoso. Carrasco, que no está al 100%, también desequilibró por su banda. Origi mostró en 20 minutos que tiene más méritos para jugar que Lukaku, de partido olvidable. Pero va a hacer falta mucho más, de parte de todo el equipo, para revertir la situación.

Ahí está la palabra clave:equipo. Italia lo fue y se llevó el partido, inclusive ampliando el marcador con un gol táctico que deberían mostrar en cada ejemplo de contragolpe a equipo disminuido. Bélgica no fue ni siquiera la suma de sus individualidades. Hoy, los diablos restaron. Suecia e Irlanda empataron y el sábado será el segundo partido. “Tenemos que concentrarnos en ganar los dos partidos que vienen porque queremos avanzar. Ciertamente no fue todo negativo hoy” no se que decirte Marc. No le vimos nada positivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s